Noticias

«Los economistas y la crisis financiera (2007-2008)», de Antonio Torrero

libro-profesor-torrero-detalle

libro-profesor-torreroEl profesor Antonio Torrero Mañas, catedrático emérito de Estructura Económica de la Universidad de Alcalá, acaba de publicar Los economistas y la crisis financiera (2007-2008), libro que dedica «A la memoria de D. Juan Alcorta Maíz y D. Ignacio Hernando de Larramendi, personas excelentes y grandes empresarios».

La Fundación Ignacio Larramendi se congratula de este nuevo reconocimiento público de nuestro fundador, sobre todo porque hace hincapié, además de en su faceta como capitán de empresa, en su categoría humana.

Como informa la propia publicación en la contracubierta, el profesor Torrero empezó su carrera profesional en MAPFRE Mutualidad de Seguros, donde ocupó cargos directivos en Sociedades de Inversión y donde seguro que tuvo un trato muy estrecho con Ignacio Larramendi, director general de MAPFRE desde 1955 a 1990..

El libro del profesor Torrero, incluido en la Colección Economía de la muy prestigiosa editorial Marcial Pons, se une a los estudios críticos escritos por economistas de todo el mundo que contribuyen al análisis de la crisis financiera que se gestó de forma especialmente virulenta entre 2007 y 2008.

¿Qué habría opinado Ignacio Larramendi, como se le conocía en la profesión, de esta crisis tan importante, que ha afligido a sociedades humanas distribuidas por todo el orbe, y cuyas secuelas todavía son potentes?

Como se sabe, en los últimos años de su vida, Ignacio Hernando de Larramendi publicó una serie de libros en los cuales se mostraba crítico con la marcha de la economía, libros que se pueden consultar en su Biblioteca Virtual, ubicada en la Biblioteca Virtual de Polígrafos de la Fundación Ignacio Larramendi.

En el último de sus libros, Irreflexiones provocadoras, publicado el mismo año que murió, 2001, acuñó la expresión «la crisis madre de todas las crisis», de la que escribió:

La «nueva economía» tendrá efectos parecidos a los anteriores … la humanidad perderá el equilibrio estable actual y aparecerán cambios sociológicos de enorme trascendencia. Es lo que yo temo y llamo «crisis madre de todas las crisis», que repercutirá en la estructura global sociopolítica y nos afectará a todos de modo dramático. Suena a «aguafiestas» del entorno cómodo y hedonista en que nos creemos con todos los derechos, con muy poco riesgo, con posibilidad de evitar incomodidades y eludiendo la responsabilidad de nuestro libre albedrío. Lo siento.

Siete años después, llegó la gran crisis que todavía no han conseguido controlar del todo los gobiernos y fuerzas económicas del mundo occidental. Parece que se concretó la profecía o, mejor, el escenario que Ignacio Larramendi imaginó tras un análisis fino de la realidad, pero nos queda la duda de si quizá apuntaba a una crisis futura todavía más profunda:

… la «crisis madre» a la que me refiero será consecuencia de actos … de la humanidad; la considero inevitable, pero no antes de cien o doscientos años; no dudo que llegará a afectar a nuestra civilización occidental, no sé cómo pero dramáticamente. No hay que confundir las crisis cíclicas con una transcendente para las ambiciones y egoísmos de nuestra humanidad en su actual cultura.

El profesor Torrero, que comenta en la presentación de su libro, Los economistas y la crisis financiera (2007-2008), que en los últimos veinte años ha centrado la atención en el fenómeno de las crisis financieras, lleva a cabo un estudio pormenorizado y conciso al mismo tiempo del papel que han jugado los economistas en esa crisis: «en qué medida se había anticipado, vislumbrado o predicho; cuáles habían sido las reacciones y las consecuencias de la perturbación sobre la profesión».

La FIL tiene motivos, pues, para un doble agradecimiento al profesor Torrero: por el estudio en sí mismo, que dará luz a más de un economista, y por el reconocimiento expreso que hace a la figura de Ignacio Hernando de Larramendi.

Ciencia Fundación MAPFRE Ignacio Larramendi Investigación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *